Otros Escritos

Condena

Te reprocho perder los caminos

los silencios, las huellas misteriosas

que te dejé hacia mi alma.

Te reprocho extender las anos y esperar la vida,

seguir caminando y esperar la salida,

girar y girar hacia la caída.

Tte reprocho la facilidad de respirar

la apatía de amar solo lo amable

y de escapar a lo inevitable.

Te reprocho la falta de esfuerzo,  y de compañia,

la falta de ganas, la estrechez de miras,

los ojos cerrados al radiante día.

Te reprocho el corazón aburrido, la mente dormida,

el llanto escondido, la tristeza vacía,

sonreír la risa y negar la agonía.

Te reprocho disfrazar el hambre y engañar las tripas,

enfriar la fiebre con tu sangre tibia

y ahogar con la almohada negras pesadillas.

Te reprocho esconder los ruegos entre cartulinas,

hacer caricaturas con mis ironías,

ahogarme los gritos en la alcantarilla.

Te reprocho la falta de acentos y de rimas,

la caligrafía perfecta de tu ortografía

y la falta de méritos para la poesía.

Te reprocho asesinar el romance con monotonía,

pretender un tranquilo cauce

en la oscura sequía.

Te reprocho vegetar tu vida

y vagar por la mía…

Iglesia Bialet Masse - Córdoba - Argentina

publicado en Antologia ” 300 escritores hacia el 2000″ – Editorial Nubla 1998 – Escrito un par de años antes

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s